La seguridad y los medios de (des)información

La mujer, supuesta víctima de un robo difundido por el programa Mauro 360, de Mauro Viale, declaró ante la Justicia que no existió tal hecho.

Margarita Susana Arévalo, la mujer que según Mauro Viale fue asaltada en Constitución, declaró en los estrados judiciales que no le robaron la campera sino que se la dio a Luciano Daniel Guevara, porque es amigo suyo y le había dicho que tenía frío. De ese modo, la mujer confirmó lo que la ministra de Seguridad, Nilda Garré, denunció en conferencia de prensa, tal como fue anticipado por Página/12.

Garré había denunciado que el jueves pasado, en el programa Mauro 360 que emite América TV, Mauro Viale difundió imágenes de un supuesto robo en la estación Constitución, bajo el título de “Inseguridad en vivo” y “Robo en vivo en Constitución”, y que en realidad había consistido en una escena arreglada previamente. La supuesta víctima, una mujer que según las cámaras de Mauro 360 debió entregar su campera a un joven que le apuntaba con una faca, se presentó ante la Justicia como Margarita Susana Arévalo, de 33 años, y confirmó lo que ya había anticipado este diario: que “en ningún momento” fue asaltada, ni le robaron su campera, y en cambio sostuvo ser “amiga de Luciano Daniel Guevara”, que resultó imputado por el supuesto robo que no existió. Y declaró que le había entregado la campera porque su amigo le dijo que tenía frío.

La denuncia de Garré señalaba que Mauro Viale había difundido en vivo un “falso asalto” en la estación Constitución y lo pudo comprobar verificando en las cámaras de seguridad de la estación, donde se ve al joven Luciano Guevara mostrando ampulosamente un cuchillo a Arévalo –quien le entrega su campera– y luego al joven acercándose a los camarógrafos. Al ser detenido, Guevara reconoció que los camarógrafos le habían dado 20 pesos para que montara el show del asalto.

Ante este episodio que marca con claridad la utilización de un medio de comunicación para la construcción de una falsa realidad, quizás valga recordar que el Código Internacional de Ética Periodística de la UNESCO  -único organismo de las Naciones Unidas que tiene el mandato de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa- establece:

1) El derecho del pueblo a una información verídica:

El pueblo y las personas tienen el derecho a recibir una imagen objetiva de la realidad por medio de una información precisa y completa, y de expresarse libremente a través de los diversos medios de difusión de la cultura y la comunicación.

2) Adhesión del periodista a la realidad objetiva:

La tarea primordial del periodista es la de servir el derecho a una información verídica y auténtica por la adhesión honesta a la realidad objetiva, situando conscientemente los hechos en su contexto adecuado.

3) La responsabilidad social del periodista:

En el periodismo, la información se comprende como un bien social, y no como un simple producto. Esto significa que el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida. El periodista es, por tanto, responsable no sólo frente a los que dominan los medios de comunicación, sino, en último énfasis, frente al gran público, tomando en cuenta la diversidad de los intereses sociales.

4) La integridad profesional del periodista:

El papel social del periodista exige el que la profesión mantenga un alto nivel de integridad. Esto incluye el derecho del periodista a abstenerse de trabajar en contra de sus convicciones o de revelar sus fuentes de información, y también el derecho de participar en la toma de decisiones en los medios de comunicación en que esté empleado.

5) Acceso y participación del público:

El carácter de la profesión exige, por otra parte, que el periodista favorezca el acceso del público a la información y la participación del público en los medios, lo cual incluye la obligación de la corrección o la rectificación y el derecho de respuesta.

Por Apuntes de Seguridad Ciudadana

Extracto de la nota publicada en Página 12 – Un giro de 180 grados para 360 http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-187475-2012-02-13.html

Extracto del Código Internacional de Ética Periodística de UNESCO

 

2 comentarios to “La seguridad y los medios de (des)información”

  1. alda Says:

    Vi ese programa de Viale y también lo escuché defenderse de la acusación de la ministro Garré. ¿Si es cierto y lo comprobado, por qué no lo sancionaron? La verdad, no le creo a Arévalo, ni a Viale, ni a Garré ni a pag.12 que lo editó. Para mí lo único coherente de esta nota es el Código Interncional de la Etica Periodística.

  2. alda Says:

    Vi ese programa de Viale y también lo escuché defenderse de la acusación de la ministro Garré. ¿Si es cierto y comprobado, por qué no lo sancionaron? La verdad, no le creo a Arévalo, ni a Viale, ni a Garré ni a pag.12 que lo editó. Para mí lo único coherente de esta nota es el Código Internacional de la Etica Periodística.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: