Hay que evitar la revictimización

En septiembre de 2008 la Corte Suprema de Justicia abrió su propia oficina para ayudar a las víctimas de violencia doméstica: la Oficina de Violencia Doméstica (OVD). La creación del área fue promovida por la vicepresidenta de la Corte, la jueza Elena Highton de Nolasco. La OVD funciona las 24 horas del día, todos los días del año. Tiene un plantel de 85 personas, dividido en ocho equipos que incluyen abogadas, trabajadoras sociales, psicólogas y médicas. El objetivo es permitir el acceso a la Justicia a las personas que sufren situaciones de violencia doméstica. Highton de Nolasco habló con Miradas al Sur y señaló que con la creación de la oficina “se contribuyó a superar muchos de los obstáculos que las mujeres enfrentan en el proceso de formulación de denuncia”.

–¿Cómo funciona la OVD?
–Una vez que la persona llega a la oficina es recibida por una unidad de profesionales integrada por abogada/o, psicóloga/o y trabajador/a social. Se realiza la entrevista. Mientras se escucha el relato, se va labrando el acta que dará inicio, en su caso, al proceso judicial. Y se va confeccionando el informe acerca de la evaluación del riesgo que surja de ese relato. Si fuera necesario, y también con el consentimiento de la persona, se procede a realizar un examen médico de las lesiones que pudiera presentar y obtener, en su caso, las fotos necesarias. Una vez escuchado el relato, el equipo le brinda a la persona la información relativa a las opciones jurídicas y no jurídicas que existan según el caso planteado.

–¿Qué hace la víctima en ese momento?
–Salvo el caso de que se tratare de un hecho que pudiera llegar a configurar un delito de acción pública (por el cual la OVD, como oficina dependiente del Poder Judicial, tiene la obligación de darle intervención al fuero penal), la persona decide la opción que le parezca más conveniente. La OVD no aconseja ni asesora, sólo brinda a la persona todas las opciones disponibles que tiene a su alcance, jurídicas y no jurídicas. La persona puede decidir entre las opciones que se le plantearon cuál va a escoger o reservar el caso para poder consultar con un asesor. Desde febrero de 2009, ese consejo legal, si es mujer, puede obtenerlo en la misma oficina. Tanto antes de ingresar a la entrevista como luego de escuchar las opciones que se le dieron. De lunes a viernes de 9 a 15, dos abogados, uno civilista y otro penalista, designados por la Defensoría General de la Nación, brindan asesoramiento. Y, eventualmente, patrocinio jurídico a mujeres víctimas de violencia doméstica.

–¿Qué sucede una vez que la víctima decide qué hacer?
–Una vez que la persona optó, se realizan las derivaciones correspondientes. Las derivaciones pueden ser tanto al Poder Judicial como a los recursos que posea el Gobierno porteño. En el primer caso, puede serlo tanto al fuero civil como al penal. O a ambos al mismo tiempo. En la segunda opción, puede realizarse la derivación a la Dirección General de la Mujer, donde podrá obtener patrocinio y tratamiento psicológico, como a los servicios de salud, o al Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.
–¿En qué se avanzó desde la implementación de la OVD?
–En primer lugar, en el ámbito civil, los jueces reciben la denuncia con la evaluación del riesgo que realizó el equipo de profesionales interdisciplinarios, en el mismo momento o, a más tardar, al día hábil siguiente. Previo al funcionamiento de la OVD esa evaluación del riesgo demoraba entre tres a cuatro meses, con la consiguiente demora en la adopción de las medidas de protección urgentes y con la consiguiente desprotección de la víctima.

–¿Cómo es todo el proceso?
–A los jueces del ámbito penal se les envía un legajo original completo que incluye: el acta de la denuncia, el informe de riesgo y el informe médico que da cuenta de las características de las lesiones y evita que la persona deba ser reexaminada en sede policial. De la práctica hasta el momento, se constata que las medidas cautelares son dispuestas por los juzgados en lo civil a las 24, 48 y a más tardar 72 horas.

–¿Cuál es el principal objetivo de la OVD?
–Uno de los objetivos es evitar la revictimización. Por eso es que en un único momento se trata de obtener toda la información que podrían necesitar tanto los recursos del ámbito del Poder Ejecutivo como los jueces que en su caso tomen conocimiento de la situación planteada por la persona. A la Corte le interesa establecer que el tema de la violencia doméstica no es un asunto privado que deba resolverse entre las cuatro paredes de la casa, sino que se trata de hechos que afectan a todas y a todos. La violencia doméstica es una de las manifestaciones de la violencia de género.

–¿Qué cree que cambió con la creación de la oficina?
–Se contribuyó a superar muchos de los obstáculos que las mujeres enfrentan en el proceso de formulación de denuncia. Por otra parte, se facilita a que los juzgados tomen las medidas pertinentes, funcionando como una guardia médica en la que personal muy experimentado diagnostica de inmediato qué grado de urgencia reviste el caso aun antes de la intervención del juez.

Por Raúl Arcomano – rarcomano@miradasalsur.com

Publicado en Miradas al Sur – http://sur.infonews.com/notas/elena-highton-de-nolasco-hay-que-evitar-la-revictimizacion

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: