Violencia Intrafamiliar en la Provincia de Buenos Aires ¿Fenómeno de baja visibilidad?

La violencia intrafamiliar (violencia familiar o violencia doméstica) en sentido amplio puede ser entendida como las distintas formas de relación abusiva que caracterizan, de modo permanente o cíclico, al vínculo familiar.

La violencia doméstica es un fenómeno complejo y sus causas son múltiples; se han señalado factores tales como problemas de personalidad y de dinámica interpersonal familiar, situaciones variables como el nivel de pobreza y el estrés económico, así como normas culturales que dan soporte a la violencia de género o a la provocada por la desigualdad social (Stark y Flitcraft, 1996). Se estima que en el mundo más de 5.000.000 de mujeres al año son víctimas de abuso físico severo en el ámbito doméstico (Alvarado-Zaldivar y col, 1998).

El interés por esta problemática tiene una historia reciente. A partir de la década de los setenta se inició el posicionamiento del problema de la violencia doméstica contra las mujeres en las principales revistas anglosajonas de salud pública, siendo el principal modelo teórico utilizado el de la epidemiología clásica. El interés tanto científico como gubernamental por el fenómeno de la violencia doméstica como fenómeno social es aún más reciente. Un ejemplo claro de este fenómeno puede observarse en países latinoamericanos, donde se ha informado, en trabajos realizados durante la década de los ochenta, que las casuísticas proporcionadas por los centros de atención a mujeres, subprocuradurías y centros de urgencia, entre otros, no fueron reconocidas como información suficiente y válida por la mayoría de las instituciones gubernamentales (Bedregal-Sáez, 1991; Duarte y Gonzalez, 1994; Duarte, 1995; Riquer y col.,1996; Valdez-Santiago, 2004; Ramírez-Rodríguez, 2006.). Sin embargo, esa información que se sumó con una serie creciente de encuestas y de estudios cualitativos confirmó la existencia de un fenómeno complejo, de magnitud antes no sospechada. Esto obligó a reconocer el problema de la violencia en el ámbito doméstico como un problema social, por lo que la mayoría de los gobiernos se han propuesto diseñar e instrumentar políticas públicas en este sentido (Rosario Valdez y Ruiz-Rodriguez, 2009).

Como resultado de la encuesta de percepción de la seguridad para funcionarios de gobiernos locales realizada por el Observatorio de Seguridad Ciudadana para los Municipios de la Provincia de Buenos Aires (ObserBA)1 en el primer semestre del año 2.011 se obtuvo que el segundo tipo de delito más mencionado como problemático a nivel municipal lo constituyen los casos de violencia intrafamiliar2. Desafortunadamente los sistemas de información criminal en la provincia de Buenos Aires no permiten a primera vista identificar rápidamente este tipo de eventos ni tampoco determinar su prevalencia en el conjunto de delitos y violencias registrados.

Es así que surge la necesidad de obtener información relevante sobre los niveles de victimización que afectan a la población a nivel provincial y municipal por violencia intrafamiliar (y delitos conexos).

Como menciona el INEGI3 “La familia es la instancia básica de la sociedad; en ella tienen lugar una serie de procesos cruciales para la reproducción social y es un medio privilegiado para el crecimiento y desarrollo de sus miembros. Sin embargo, dentro de la familia se presentan también acciones de violencia con diferentes manifestaciones, que afectan el desarrollo de las personas que las conforman. La medición de este fenómeno encuentra una serie de obstáculos, debido a que la gravedad del tema, la vergüenza, la culpa y la creencia de que constituyen un asunto privado, lleva a la población a mostrar renuencia a tratar el tema o a minimizar su magnitud”.

Motiva la presentación de esta propuesta la posibilidad del ObserBA de articular un proyecto de investigación que permita generar una estimación del nivel de prevalencia de esta problemática a nivel provincial y de expandir y ampliar mediante encuestas de victimización a nivel municipal dicha caracterización.

La intención principal siguiendo con trabajos clásicos en el tema es obtener una estimación estadística de los niveles de violencia al interior de los hogares.

 

1 La encuesta fue administrada al inicio de cada uno de los cuatro encuentros del ciclo preliminar de capacitación, Fortalecimiento de Actores locales en la gestión de la Seguridad Ciudadana. Se trató de una encuesta anónima, en la que se pudieron recolectar 216 formularios completos. Si bien es cierto no se trató de un muestreo sobre el total de funcionarios de gobiernos locales, los diferentes perfiles elegidos y el tamaño del conjunto de cuestionarios relevados permiten considerar a estos resultados como fuertemente indicativos de la percepción de los funcionarios locales en relación a la (in)seguridad.

2  El primero lo constituyen los robos residenciales en ausencia de moradores.

3  INEGI (1999) – Violencia Intrafamiliar Encuesta 1.999. Documento metodológico y resultados.

 

Extracto del informe publicado por el Observatorio de Seguridad Ciudadana para los Municipios de la Provincia de Buenos Aires   http://www.obserba.org.ar/PDF/Propuesta%20Investigacion_1.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: