Asociación virtuosa

En materia de seguridad la Provincia de Buenos Aires, generó en los años 2004/2007 una asociación virtuosa entre el Estado y las ONG’s.

El impulso de los Foros de Seguridad y otras organizaciones intermedias relacionadas con esta problemática devino en sustanciales mejoras de los índices, y más allá de esto –y mucho más importante-, en el tratamiento de cuestiones colaterales de significativas implicancias en la seguridad ciudadana.

Es conocido el enorme capital social del voluntariado en nuestra provincia y los beneficios que se obtienen de este trabajo silencioso y obstinado.

Sin embargo, el actual gobierno provincial decidió en su momento desestimarlo, lo que nos lleva a una inevitable pregunta: ¿por qué?

La posible respuesta pudiera estar en esta definición de Participación Ciudadana:

Se denomina así a la integración de la ciudadanía en el proceso de adopción de decisiones del gobierno de su ciudad, autonomía o país. O dicho de otro modo, para que una ciudad o un país modernos proporcionen los mejores servicios y oportunidades a la población, debe contar con gobiernos abiertos y receptivos, dispuestos a escuchar lo que los ciudadanos y ciudadanas les quieren transmitir para contribuir a mejorar la política y la gestión de los asuntos públicos. Eso es Participación Ciudadana: la imprescindible participación de todos los hombres y mujeres que quieran implicarse en los problemas que les afectan, aportando puntos de vista, inquietudes y soluciones. Se plantea en la medida en que existe un Poder (Estado, Administración Pública) y un no poder (ciudadanos) que quiere participar, es decir “tomar parte” o ejercer algún aspecto de ese poder y, en definitiva, tener más poder (ya sea mediante la información, el control, la participación en la gestión, etc.). Participar es eso: tomar parte en algo en que hay diferentes partes y la relación dependerá del poder que tenga cada parte. Si el poder de unos es total y el de los otros casi nulo, la participación será muy difícil. En definitiva, un sistema es más democrático en la medida en que los ciudadanos tienen, individual y colectivamente, verdadero poder como tales, no son meros súbditos y son, por lo tanto, más sujetos.

El objetivo que persigue la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos no es otro que darle contenido y ampliar la democracia (recordemos que democracia significa “gobierno del pueblo”), avanzando en lo que se conoce como “democracia participativa”. En contraposición, cuando en un país sólo se practican algunas de las libertades básicas (voto cada cuatro años, libertad de expresión,…) podemos hablar de “democracia formal”. En las sociedades complejas la participación persigue que los habitantes de un lugar sean más sujetos sociales, con más capacidad para transformar el medio en que viven y de control sobre sus órganos políticos, económicos y administrativos.

Ante todo esto, es probable que las razones que impulsaron la contrarreforma sean ahora más entendibles.

Términos tales como democracia formal o ejercicio del control o capacidad de transformación, adquieren entonces mayor significado y es posible inferir los motivos que llevaron a destruir la asociación virtuosa que mencionábamos al comienzo.

Una respuesta to “Asociación virtuosa”

  1. Miguel Cobo Says:

    Estoy totalmente de acuerdo con el artículo.
    En nuestro país, y sobre todo en nuestra provincia, nunca se había hablado tanto sobre seguridad ciudadana como en los últimos dos o tres años, tanto para expresar el clamor de la población ante la delincuencia, como para dar a conocer los esfuerzos del Estado para neutralizar sus efectos. Tanto preocupa esta problemática a la sociedad argentina que se ha convertido, junto con el desempleo, y la inflación en los principales problemas por resolver.
    En tanto, la violencia delictiva y el sentimiento de inseguridad no cesan de crecer, algunas
    autoridades creen que endureciendo las penas, incrementando el número de policías e
    informatizando las comisarías, cual varita mágica, vamos a solucionar un problema cuyas
    motivaciones son, sobre todo, socio- económicas y de pérdida de valores. Por supuesto que, teniendo más policías y modernizando las comisarías estamos transitando por el camino correcto, pero eso no es todo.
    Por más efectivos y medios con que cuente la policía, serán siempre insuficientes para
    brindar niveles aceptables de seguridad, por lo que es indispensable el trabajo coordinado
    con la comunidad y autoridades locales, así como encontrar soluciones prácticas para evitar la impunidad del delito menor.
    Fui presidente del Foro de Seguridad en Rojas durante dos períodos, 2004/2007 y pudimos demostrar que en esos años logramos controlar el delito demostrando que con la participación comunitaria el sistema funcionaba correctamente.
    A partir de ese momento se fueron desactivando los Foros de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, por falta de políticas claras y poca o nula respuesta de las autoridades al respecto. A partir de ese momento fue creciendo la delincuencia en todas sus facetas y modalidades, produciendo en la ciudadanía una sensación de ahogo y abandono de sus libertades individuales.
    Por eso debemos aunar esfuerzos para impulsar en todo el país un marco legal congruente que le dé organicidad y efectividad a la participación comunitaria en Seguridad, tomando como base el Capítulo de Participación Comunitaria de la Ley 12.154 de Seguridad Pública de la provincia de Buenos Aires. Nuestra premisa es sugerir y promover un amplio debate social en la búsqueda de consensos, tomando como premisa fundante que “el Pueblo es sujeto de la Seguridad Pública”. Para este propósito, se tendrá en cuenta que la Participación Comunitaria requiere para su desarrollo, entre otras, las siguientes características:
    · Recuperar el conocimiento que la comunidad posee respecto de las problemáticas locales, del capital social de cada barrio y de los valores que las comunidades sustentan desde su propia identidad.
    · Canalizar orgánicamente las demandas ciudadanas.
    · Garantizar eficazmente la promoción y el acceso a derechos ciudadanos y orientar los recursos del Estado.
    · Elaborar, ejecutar y evaluar planes y programas preventivos.
    · Ejercer la evaluación y el control comunitario del funcionamiento policial y los planes locales de seguridad.
    Y lo mas importante refundar y reactivar los Foros de Seguridad, base fundamental para éxito de las políticas públicas de seguridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: