¿Los distintos son iguales?

La asunción del actual gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, trajo aparejada una vuelta atrás en la política de seguridad.

Entre otras cuestiones significativas, la involución de los Foros de Seguridad, sin apoyo, abandonados a su suerte, sin directrices, sin interlocutores ministeriales.

Organizaciones civiles que durante diez años de vigencia de la Leyde Seguridad Pública habían soportado distintas vicisitudes, retornando durante los años 2004/2007 a un plano de trabajo fecundo, retrogradaron durante esta gestión hasta niveles insospechados.

Esto en el marco de un gobierno provincial que ha declamado el valor de la participación ciudadana y sin embargo ha desatendido los logros que se habían obtenido, fruto de la experiencia acumulada en todos esos años desde la sanción de la ley en 1998 y aún antes (recordar el Decreto 328/97 con la creación de los Foros Comunales).

Por su parte, en la Ciudad Autónomade Buenos Aires, el 26 de noviembre de 2009 la Legislatura porteña sancionó la Ley 3.267 creando los Fosep (Foros de Seguridad Pública) con el claro antecedente de la Ley12.154 de la Provincia de Buenos Aires e incluso con algunas mejoras –fruto quizás del análisis de la reforma planteada en la provincia en 2006 y nunca tratada en la Legislatura bonaerense-.

A comienzos de enero de 2010, el Jefe de Gobierno Mauricio Macri vetó parcialmente la norma –curiosamente en aquellos artículos que efectivizaban el fundamento de la norma- de forma tal que la ley es hoy un remedo insustancial.

Entre uno –-Macri- y el otro –Scioli – las diferencias son sólo formales. El primero tuvo la audacia de firmar el veto de una ley con la cual no comulga; el segundo la menosprecia sin afrontar el costo de intentar eliminarla.

El gobierno porteño, porque no confía en la participación social o probablemente porque sepa que ésta se opondrá a sus proyectos en la materia. El jefe provincial  porque ha acordado con aquellos que no quieren estar sometidos al ojo escrutador de la sociedad organizada.

Ambos confirman que los opuestos se atraen, y que al unirse los distintos se transforman en iguales.

¿O será que eran iguales y no nos dimos cuenta?

2 comentarios to “¿Los distintos son iguales?”

  1. alda Says:

    Iguales…diferentes…lo mismo? leo, escucho, los miro, trato de adivinar las entrelineas y qué querés que te diga, me parecen muy buenos actores. Quisiera como dijo Galeano en España: a “políticos que no estén divorciados del corazón”

  2. Miguel Medici Says:

    La participación a través de una herramienta como los Foros – de Seguridad, de Educación, de Justicia, etc,etc,etc,…- no es ni más ni menos que proclamar la necesidad que tenemos de cristalizar la puesta en valor de la tan ansiada “DEMOCRACIA PARTICIPATIVA”.
    Ya no se sin son “distintos o iguales”…De lo que estoy seguro es que son absolutamente FUNCIONALES a los que utilizan el Sistema para otros fines que no son precisamente los que la sociedad requiere reclama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: